Economía y población

Sobre Alicante

Compártenos en tus redes:

Descripción

A partir del siglo XIX Alicante creció económica y demográficamente gracias al desarrollo del comercio portuario, abandonando poco a poco los límites de la vieja ciudad amurallada al pie del Benacantil. La ciudad, al abrigo del mar y, especialmente tras la adjudicación de la capitalidad provincial, se vio abocada a lo que hoy conocemos como sector servicios, dejando atrás el sector agrícola e industrial (con gran peso de la Fábrica de Tabacos) que tradicionalmente le habían acompañado.

Ya hacia la mitad del siglo XX la ciudad experimentó un incremento espectacular de población, a la par que consolidaba su posición en el sector terciario, potenciando su oferta de servicios y estableciéndose como una de los principales puntos turísticos del país.

Hoy día, Alicante, con 335.052 habitantes (INE 2013), es el segundo municipio más poblado de la Comunitat Valenciana y el undécimo de España. A nivel provincial, Alicante ocupa el cuarto puesto poblacional (1.900.000 habitantes) y económico (3,3% del PIB) tras Madrid, Barcelona y Valencia.

La ciudad tiene un tejido empresarial bien constituido y relativamente diversificado, con un total de 14.609 empresas mayoritariamente de pequeño y mediano tamaño. Las empresas del sector terciario concentran la mayor parte de la actividad económica del municipio (83,4%). Seguidamente se encuentran aquellos negocios del sector inmobiliario (10,4%), las del tejido industrial (5,6%) y, por último, la agricultura y ganadería (0,5%). Cabe añadir que, a pesar de ser pocas las empresas dedicadas a la industria en Alicante, sus ingresos son superiores a la media de las empresas alicantinas, por lo que tienen un peso suficientemente representativo en la estructura económica de la ciudad.

Además, Alicante también cuenta con importantes focos de atracción económicos y culturales como el puerto, que sigue ocupando una posición importante dentro del comercio y transporte de mercancías como lo hacía antaño, la sede de la Oficina de Armonización del Mercado Interior Europeo (OAMI) o la universidad, en la que cada año se matriculan más de 30.000 alumnos y estudiantes extranjeros.

En los últimos años, la ciudad se ha visto obligada a explorar nuevos nichos empresariales como consecuencia de la crisis económica. En la actualidad, existen sectores emergentes sobre los que se empieza a desarrollar la nueva economía alicantina: salud y belleza, logística, saneamiento de residuos urbanos o las actividades relacionadas con las nuevas tecnologías, entre otras.